7 de junio de 2012

Visita al molino de viento de Cranbrook

vista del molino desde la calleEl pasado lunes 4 de junio fuimos de excursión por el campo hacía la ciudad rural de Cranbrook (ubicación de Cranbrook en Google maps), no muy lejos de Iglesia parroquial de Tudeley que comenté en un artículo del pasado mes de marzo. El molino tiene una torre con revestimiento de laminas horizontales blancas de madera, y en la parte superior una cabina, también de madera, en que se montan las vainas, y que gira para orientar las vainas hacía el viento. De este estilo llamado "smock" (blusón) en referencia a su forma, es el ejemplo más alto del país. Mide unos 22 metros de altura. Tiene forma octagonal y consiste en una base de ladrillo negro de cuatro plantas, una torre de madera de tres plantas, y la cúpula giratoria. Fue construido en 1814. En 1863 se instaló un motor a vapor para poder moler sin depender del viento. En 1912 se quitaron las aspas.

En 1960 el molino pasó a ser propiedad del gobierno del condado quien restauró el molino con la ayuda de la Society for the Protection of Ancient Buildings. En 1982 se creó la asociación Cranbrook Windmill Association para gestionar y cuidarlo, abrirlo al público y seguir con la sobras de restauración.

vista de las vainas con las banderas de adornoTiene cuatro aspas con vainas con un sistema patentado que permite al molinero ajustarlas todas con un mismo mando. El día de la visita el molino estaba adornado con banderitas nacionales por motivo del Jubileo de la Reina Isabel Segunda.

El molino es como varios otros del condado, propiedad del gobierno regional (Kent County Council). La entrada es gratuita pero se pide un donativo. Un equipo de voluntarios se encarga de explicar la historia y el funcionamiento del molino en cada planta. El molino también es museo con maquinaria antigua y maquetas de diferentes tipos de molino. Me ha gustado especialmente el funcionamiento de las piedras y las sus ranuras. Se proporciona trigo en grano para permitir al visitante moler una muestra de harina para llevar de recuerdo. Se comercializa harina producida en el molino aunque en pequeña cantidad y el día de mi visita se vendió la última bolsa restante a la señora que iba delante de mí.

Hay en YouTube un video del molino en funcionamiento, algo que el día de nuestra visita no vimos por falta de viento. Tambié se puede consultar el sitio web del molino.

Cranbrook tiene también fama por ser el lugar de trabajo de un grupo de artistas gráficos llamados la colonia de Cranbrook que tuvieron mucho éxito a mediados del siglo 19. Entre ellos figuraba John Callcott Horsley quién diseñó la primera tarjeta de Christmas en la ciudad en el año 1843.

21 de mayo de 2012

Austeridad y frugalidad, seamos más frugalistas

Esta tarde he estado leyendo un artículo en inglés “Smart Money: How the Recession Made Frugality Cool” (gracias a la recesión la frugalidad está de moda) por Jay Mallin. Me ha hecho reflexionar sobre el poco uso que se hace de este término en la información y las noticias en España. Buscando por ejemplo frugalidad en El País o en Publico la mayoría de las ocurrencias del término son de diccionario, o se relacionan con temas de ciencia o de la política en otros países.

La definción de frugalidad en el diccionario de la Real Academía Española es “Templanza, parquedad en la comida y la bebida” que no me ayuda mucho. La descripción de la frugalidad en Wikipedia también deja mucho que desear. El concepto es que mientras la carencia material lleva a la pobreza y el hambre, el exceso, y el deseo que lo motiva, son dañinos para la persona y para su entorno. La persona que descubre cuánto es lo justo necesario para disfrutar de la vida ha eliminado una de las barreras para alcanzar la felicidad.

Me ocurre la idea de que la falta de concienciación sobre la frugalidad en lo personal durante las últimas décadas, ha contribuido en parte a muchos de los problemas que nos está causando en estos tiempos la impuesta austeridad a nivel colectivo.

El artículo menciona la palabra nueva (en el 2009) en inglés frugalista, nueva también en el vocabulario mío desde hoy. Suena castellano pero viene del inglés y la moda de usar el sufijo español -ista a pesar de la existencia del correspondiente en inglés -ist. Según un artículo citado por Mallin, “On Language: Frugalista” por William Safire publicado en el New York Times, el uso del seudo castellano data del año 1928 con la introducción del término sandinista. Otros términos del mismo estilo son fashionista y en mi campo de especialidad, accesibilista (fanático de la accesibilidad).

La importancia de la nueva palabra, no es en expresar con más precisión el concepto que ya se conoce desde la antigüedad (por ejemplo, Aurea mediocritas o Dorado término medio de Aristóteles o el camino medio de Buda) sino que más que nunca está entrando en la conciencia de cada vez más personas (bueno lo digo, está de moda). Si fuéramos más frugalistas, no tendríamos que sufrir tanto la austeridad.

15 de abril de 2012

Harina de fuerza integral para hacer pan

Me ha preguntado una amiga sobre si es necesario o conveniente usar harina de fuerza para hacer el pan integral. La verdad es que no lo sé. Es todo un misterio, pero propongo aquí una hipótesis que puede explicar el fenómeno.

Hago mi propio pan integral porque encuentro el producto comercial seco y aburrido. El pan de la marca Espigas con semillas sirve está disponible en los supermercados pero también resulta decepcionante: seco y demasiado esponjoso. El pan integral tiene carácter propio, no es como el pan blanco, y hacer el integral seco y lleno de aire es una equivocación.

Bolsa de harina de la marca Hovis
He buscado entre la información disponible a través de la web y entre mis libros sobre el pan pero no encuentro ninguna respuesta. En general los libros ni mencionan el tema, sino hablan de “harina blanca de fuerza”. En la panadería de mi barrio, la pastelería Rovier hace unos años pregunté y no tenían harina de fuerza integral. Deduzco de ello que no se usa harina de fuerza para el pan integral de panadería.

Sin embargo sí existe harina de fuerza integral. En las tiendas de la Costa Blanca como Pepe La Sal la compro, de la marca Hovis. Hovis es una marca de Premier Foods Group, una de las grandes empresas que dominan el mercado de la alimentación en Inglaterra. No es una marca que elige una persona sabia para una alimentación saludable. Siempre ha cultivado una imagen de salubridad pero no es más que imagen. En 1887 se patentó un proceso para quitar el salvado de la harina dejando el germen y el producto se llamaba Hovis. Me acuerdo que de niño lo comíamos en casa. Por suerte, en Madrid podemos comprar harina de fuerza integral de Wessex Mill de la empresa The Food Hall. Ninguna de estas marcas especifica el contenido en gluten. No son de cultivo ecológico y no son molidas con piedra. Wessex Mill sí indica las granjas de dónde proviene la harina. Quizás se puede comprar este tipo de harina de producción nacional pero yo desconozco la situación.

¿Entonces por qué usar la harina de fuerza integral? La harina de fuerza contiene gluten, que es una mezcla de proteínas que forma una red que atrapa el aire y de esa forma permite que el pan sea más ligero. También da más resistencia para que el pan no desintegre en migas al cortarlo. En mi experiencia incluso con harina de fuerza el pan integral se desintegra al cortase pero esto no resulta molesto.

Sin embargo si las grandes empresas ponen en venta esta harina de fuerza integral será porque los clientes lo compran. ¿Pero por qué? Quizás la demanda de la harina de fuerza se debe al aumento del numero de personas que quieren hacer pan integral en casa pero están acostumbradas al pan blanco, y buscan una textura muy ligera y esponjosa. En ese caso mi consejo es este: aprende a disfrutar de la textura de pan integral de verdad, húmedo y pesado como la tierra de donde proviene, y con todo su carácter propio profundo.

Hay publicado una receta básica para el pan intgral en el año 2008 Pan Integral en un Tiesto.

1 de abril de 2012

Gandhi y la pérdida de la soberanía

Últimamente he estado reflexionando sobre la creciente pérdida de soberanía que se ha manifestado en las medidas para afrontar la supuesta crisis de la deuda nacional de muchos países europeos, medidas que se imponen desde fuera y hacen que el gobierno responde no a sus ciudadanos sino a las exigencias de sus acreedores.

Por causalidad he estado leyendo los primeros capítulos del texto de Gandhi Crítica de la Civilización Moderna que escribió en 1909. El capitulo trata de la "pérdida" de la India al caer el país bajo el dominio de la empresa comercial East India Company (que Gandhi llama Compañía Bahadur) y luego del Imperio Británico. Gandhi escribe su texto en forma de debate entre el propio escritor y un hipotético lector. Por brevedad he eliminado un párrafo en que habla el lector, y el principio del párrafo siguiente ("...").

¿Por qué se perdió la India?

Lector: Usted ha hablado mucho de civilización — lo suficiente como para hacerme reflexionar. Por el momento no sé qué debo adoptar y qué debo evitar de las naciones de Europa, pero una pregunta me surge inmediatamente. Si la civilización es una enfermedad y si Inglaterra está afectada, ¿cómo es que ha sido capaz de apoderarse de la India y de mantenerla?

Autor: No es difícil contestar a su pregunta y en breve estaremos en condiciones de examinar la verdadera naturaleza del swaraj y sé que todavía tengo que contestar a esa pregunta. Los ingleses no se han apoderado de la India; nosotros se la entregamos. Ellos no están en la India gracias a su fuerza, sino porque nosotros los mantenemos. Veamos ahora cómo se pueden justificar dichas afirmaciones. En el principio, llegaron a nuestro país con fines comerciales. Recuerde a la Compañía Bahadur. ¿Quién la hizo Bahadur [nación]? No tenían entonces la mínima intención de fundar un reino. ¿Quién ayudó a los funcionarios de la Compañía? ¿Quienes cayeron en la tentación al ver su plata? ¿Quienes compraron sus mercancías? La historia da testimonio que nosotros hicimos todo eso. Con el objetivo de enriquecernos rápidamente, acogimos a los funcionarios de la Compañía con los brazos abiertos. Los ayudamos. Si yo tengo la costumbre de beber bhang y un vendedor me vende la bebida, ¿quién tiene la culpa, él o yo? ¿Por acusar al comerciante puedo cambiar mi hábito? Y si se persigue y se echa a un vendedor determinado, ¿no tomará otro su lugar? Un verdadero servidor de la India debe ir a la raíz del problema. Si un exceso de comida me causa una indigestión, no la puedo curar echando la culpa a [la calidad del] agua. Un verdadero médico es aquél que encuentra la causa de la enfermedad y si se quiere curar a la India de la enfermedad tendrá que encontrar la verdadera causa.

... Como hemos visto, los comerciantes solo pudieron establecerse en la India porque nosotros les animamos a hacerlo. Cuando nuestros príncipes empezaron a luchar entre sí, buscaron la ayuda de la Compañía Bahadur. Esa corporación tenía conocimientos tanto del comercio como de la guerra. No tenía impedimentos morales. Su objetivo consistía en aumentar el comercio y hacer dinero. Aceptó nuestra asistencia y aumentó el número de sus almacenes. Para proteger éstos últimos empleó a un ejército que también fue usado por nosotros. ¿No resulta entonces inútil echar la culpa a los ingleses por lo que nosotros hicimos en esa época? Los hindúes y los musulmanes estaban siempre en punto de pelearse. También ésta fue una oportunidad para la Compañía y así nosotros creamos las condiciones que permitieron a la compañía controlar la India. Por tanto, es más acertado decir que fuimos nosotros quienes entregamos la India a los ingleses, a decir que la India se perdió.

No es difícil trasladar estos conceptos a los países de Europa en la segunda década del siglo 21. La diferencia hoy en día es que la compañía que hemos invitado a entrar en casa y a la cual hemos entregado nuestra soberanía son los fondos de inversión privados y estatales y a los grandes bancos, y sus agentes como el Fondo Monetario Internacional. El ejercito que hace cumplir las exigencias de la "compañía" de hoy no es extranjero sino nacional, los cuerpos y fuerzas de seguridad. Durante décadas nuestros líderes han mantenido amansada a sus votantes pidiendo créditos para comprar bienes nuevos, para servirnos la bebida intoxicante del materialismo. Hoy nos dicen que ya no se puede aguantar la situación y que seremos nosotros los ciudadanos de a pie quienes tenemos que sufrir las consecuencias de sus acciones. En nuestros países hemos mermado la democracia entregado el poder a nuestros acreedores.

30 de marzo de 2012

Huelga General y Jornada de Protesta

He redactado en inglés un artículo on mis impresiones sobre la huelga, General Strike and Day of Protest.


28 de marzo de 2012

Reflexión sobre la Huelga General

Pasado mañana se ha convocado una huelga general de un día en España. Aún no estoy decidido si participar o no. Lo que es necesario en esta época en que vivimos es una profunda reflexión sobre cómo hemos llegado a esta lamentable situación y qué puede pasar en el futuro. ¿Haremos huelga también para la siguiente reforma laboral? ¿Cuántas veces?

La creciente "liberalización" del empleo es inevitable. A largo plazo la única alternativa es una revolución global, que me parece poco probable en el contexto actual. Igual que como el capital tiende a fluir hacía las inversiones más rentables, el empleo tiende a fluir hacía los lugares con costes menores. Y los políticos de los partidos mayoritarios no admiten alternativas. Solo se contempla una creciente liberalización sin fin. El trabajo, la energía vital de los trabajadores, se vende en una subasta a la baja a escala global. ¿Puede un solo país resistir a esta presión? ¿Un continente? Yo creo que no. Nuestros líderes nos venden libremente a los intereses comerciales y por cada vez menos dinero.

Creo que antes de protestar ante los gobiernos por la continuada reforma laboral, es necesario iniciar una reforma personal. La idea de un gobierno o una patronal todo poderoso es una equivocación. ¿Quién realmente tiene el poder en España? ¿Los bancos? ¿Las grandes empresas? ¿Los políticos? El poder económico más importante está en manos de la personas. No de los ricos, sino los trabajadores, los jubilados e incluso los parados. Somos nosotros los que movemos el dinero, poco a poco, cada día, comprando, nosotros los "consumidores". Todos los días la mayoría de los no jubilados salimos a trabajar. A pesar de las sucesivas "reformas" laborales el coste más importante para una empresa suele ser el de las nóminas para alquilar a sus "recursos humanos". Los trabajadores vendemos las mejores horas y los mejores años de nuestras vidas a los empleadores a cambio de dinero. ¿Pero qué hacemos con esas ganancias? ¿Nos hacemos fuertes e independientes para resistir la presión económica de la crisis? ¿Ganamos más tiempo libre para disfrutar con la familia o ayudar a los demás? ¿Tenemos mas tiempo y más poder para defender nuestros derechos? No, el dinero que ganamos a cambio de nuestra energía vital, lo volvemos a entregar alegremente a las mismas empresas que cada vez más nos aprietan la tuerca y nos explotan. ¿Y qué recibimos a cambio del dinero, a cambio de nuestras vidas? Demasiadas veces y cada vez más, no lo necesario para vivir, para lograr la satisfacción sino un sinfín de nuevas baratijas como teléfonos móviles "smartphones", "tabletas", modas que no duran ni una temporada, juguetes para adultos, vacaciones en paises exóticos, coches más lujosos, hipnotizados por la tentación de la publicidad de las grandes empresas. Necesitamos aprender a usar nuestros recursos económicos de forma responsable, para mejorar nuestras vidas y fortalecer la sociedad, para liberarnos de la trampa económica en que nos encontramos.

La tendencia a abaratar el despido es hacer los mismo con el empleo, y es una tendencia a abaratar nuestras vidas. Pero tenemos que concienciarnos que nosotros también somos cómplices si nos dejamos engañar por un materialismo dominante que refuerza nuestra esclavitud. No es una idea nueva, pero más que nunca es importante reflexionar para comprender que la economía como la sociedad es un ecosistema en que todos podemos influir. Es necesario protestar pero el camino hacía la liberación empieza en casa.

24 de marzo de 2012

Visita a la iglesia parroquial de Tudeley


Hace unos días tuve la oportunidad, tras muchos años de espera, de visitar la iglesia parroquial de Tudeley. Tudeley es una aldea pequeña, no muy fácil de encontrar en coche, en el condado de Kent, en el sur de Inglaterra. La parroquia solo cuenta con 70 feligreses. Desde fuera la iglesia es atractiva pero no parece diferente a las iglesias tan típicas de cada pueblo de la zona.

vista exterior de la iglesia
La familia d'Avigdor-Goldsmid vivía en el pueblo en los años 60. Su hija Sarah tenía una gran afición por el arte. En el año 1961 se entusiasmaron por los diseños de Chagall para unas vidrieras expuestos en el Louvre de París.

En el año 1963 Sarah falleció en un accidente de barco en la costa de Kent cerca de Rye con solo 21 años. En memoria a su hija, la familia encargó a Chagall una vidriera para la ventana oriental de la iglesia de su pueblo. Su elección de Chagall fue especialmente apropiada por ser el padre de Sarah, Sir Henry d'Avigdor-Goldsmid, judío y su madre cristiana. Chagall era judío ruso que a menudo incorporaba la figura de Cristo en sus obras.

Durante los 15 años posteriores Chagall diseñó las vidrieras para las ventanas restantes, hasta colocar la última en el año de la muerte del artista, en 1985.

una de las vidrieras
La entrada es gratuita pero se pide un donativo. La iglesia permanece abierta al público sin guardia a pesar de no recibir ninguna financiación ni del estado ni de la iglesia anglicana. Sitio web de la iglesia All Saints Tudeley (en inglés).

Este articulo en formato ePub (para el lector de libro electrónico)

.

29 de febrero de 2012

Curso sonoro "Transformar tu relación con el dinero"

Hoy he recibido el curso "Transforming Your Relationship with Money" (Transformar tu relación con el dinero) de Joe Dominguez (1938-1997). Viene en cuatro CDs con un librito cuaderno. Me resulta curioso, tras estos años estudiando su libro (La Bolsa o la vida) por fin oírle hablar aún que fue hace un cuarto de siglo. Las grabaciones, unas 4,5 horas, son de mediados de los 80. Cuando Joe dejó de dar estos seminarios empezaron a distribir la grabación en cassette. Ahora está dipsonible en CD, editado por SoundsTrue.

He traducido (libremente) el texto de la caja que describe de forma muy resumida la historia y la filosofía de Joe Dominguez:

¿Te ganas la vida? ¿O, como dijo Joe Domínguez, estás ganado la muerte? Domínguez trabajaba como analista en Wall Street, pero abandonó una carrera en las finanzas en el año 1969, retirándose a los 30 años. Después vivió cómodamente con unos 7000 dólares al año, mientras donaba, a través de la New Road Map Foundation una pequeña fortuna a varias organizaciones benéficas.

Este curso de audio es la labor de su vida - una guía revolucionaria que te ayudará a encontrar la paz con el concepto de dinero, dejar de consumir cosas que  realmente no necesitas, y empezar a contribuir a los objetivos e ideales en los que crees.

Joe Domínguez logró la independencia financiera no a través de un simple plan para hacerse rico rápidamente, sino a través de un camino de investigación que lo llevó a cuestionar la naturaleza misma de nuestra relación con el dinero. En su discurso Joe ilumina la ecuación entre el dinero y nuestro recurso más preciado: nuestra energía vital - de manera que surge una definición nueva y poderosa de dinero. En nueve pasos sencillos te enseña cómo controlar de manera consciente, evaluar y dirigir el flujo de dinero sin actuar en contra de tus principios y sueños más preciados.

"El necio quiere más dinero, y más de las cosas que el dinero puede comprar", dice Domínguez. "La persona sabia quiere el dinero suficiente, y más cosas que el dinero no puede comprar: la salud, la felicidad, el amor y la paz de la mente."

15 de febrero de 2012

"La bolsa o la vida" en la 5 de Radio Nacional de España

Curiosa casualidad que justo cuando lo empecé a leer, el 30 de enero en el micro programa "Planeta vivo" de Radio Nacional 5, que tantas veces he escuchado en el coche, Anna Grimau ha hablado durante unos 60 segundos sobre el libro "La bolsa o la vida"

Recomendamos una lectura imprescindible La bolsa o la vida de Joe Dominguez y Vicki Robin, Como dejar de ser escalvo del dinero y mejorar la calidad de vida. Un libro cuya principal premisa es que menos es más. En la colección 'Manuales prácticos' de Planeta.

Podcast del programa sobre "La bolsa o la vida"

Lógicamente en tan poco tiempo poco se puede decir de utilidad, ni siquiera cómo los oyentes puden conseguir un ejemplar del mismo.

El libro parece que está agotado (búsqueda en Planetadelibros.com, página de "La bolsa o la vida" en la Casa del Libro. La edición de Estados Unidos, sí está disponible, por ejemplo en Amazon.